Super beis


Alejandro Aguerrebere


Ahora
que el otrora casi imposible de batir, el zurdo Randy Johnson ha
llegado a su victoria 300 de por vida en las Grandes Ligas, conviene
mencionar que se forzó que fuera esa oportunidad ayer jueves contra los
Nacionales de Washington, después de que la lluvia el miércoles
impidiera la salida programada para el conocido como Big Unit. Sí, son
los mismos Nacionales que escogerán primero en el próximo draft, donde
habrán de escoger al pitcher Stephen Strasburg que ya hemos mencionado.
Pero volviendo con el espigado Randy, mire usted qué números tiene en
su carrera al momento: 4843 ponches, por tan sólo 1485 bases por bolas,
eso es tremendo siendo zurdo, pues la relación es de más de 3 a 1. 596
juegos iniciados, ¡100 completos! 1681 carreras recibidas en 1.091.1
entradas de trabajo… fenomenal 3.29 de PCLA de por vida.

No
será el jugador de más carisma, pero Johnson, después de un inicio como
lanzador donde quizás no se apostaba mucho por él, ha regalado momentos
memorables: desde desplumaderos, hasta definiciones en relevo (uno de
sus dos salvamentos) incluso para ganar Series Mundiales, que le
pregunten a John Kruk si lanza o no duro el látigo zurdo.

Ahí en las Mayores, el líder en cuadrangulares de ambas ligas, es el mexicano Adrián González, con 22 “adiositos”.

Cosas
de la modernidad, el laureado mánager de los gloriosos Cardenales de
San Luis, Tony LaRussa, ha presentado demanda contra la red social
Twitter a partir de la creación de una cuenta falsa que afectaba su
reputación.

En la Liga Mexicana, grandes logros que se han
venido haciendo notar, empezando con la hazaña impresionante de un Luis
Rayo Arredondo que ha superado la marca de robos del circuito que
estaba en poder de otro mexicano, Antonio Briones. Si le quedan unas
cuatro temporadas de buen rendimiento, Arredondo podría guiñarle el ojo
a unas 600 estafas en su carrera, algo a lo que se supone que va el
beisbol moderno de menos piquetes de esteroides y más rango atlético en
los peloteros probados. Un gusto lo de Arredondo y también la figura
imponente de José Luis Borrego Sandoval, quien ha establecido la marca
de más juegos como parador en corto con 1,993. Quizás al Borrego le
duela que no todos los juegos fueron con sus Diablos Rojos del alma,
por aquel año que lo cambiaron por Houston Jiménez a Saltillo, pero lo
que acaba de hacer este a la defensiva finísimo jugador es de
reconocerse ampliamente, pues también batea explosivo cuando es
necesario.

Con las series ya en curso, se cierra de manera
definitiva la primera vuelta, previo al juego de estrellas de la LMB en
Cancún el domingo. Los choques son Diablos (local) en Chihuahua, Puebla
en Oaxaca, Veracruz en Minatitlán, Nuevo Laredo en Monterrey, Monclova
en Reynosa, Laguna en Saltillo, Tabasco en Campeche y Yucatán en
Quintana Roo.

Se pueden dar combinaciones que alteren el
standing en ambas zonas, en el liderato y en los lugares de
clasificación por puntos que pueden definir el pase al playoff en la
siguiente ronda.