Esta es la cuadragésima segunda serie de la temporada 2009 para unos Astros con marca de 62-69 y marca como visitantes de 27-38. Por su parte los Cachorros (65-63), comparten ese 4-6 en los últimos 10 y en su casa tienen una tremenda cosecha de 38-35, aunque como foráneos se muestren igual que Houston.

Siendo sublíder divisional, los oseznos hacen este calendario mucho daño a los espaciales, pues les han puesto una marca de 9-5, promediando 6.1 carreras anotadas en esos 14 juegos, cifra que se incrementa mucho a 7.5 carreras fabricadas como anfitriones.

 

Sacudida arenosa.

Después de que los Astros no los barrieron como locales, los cascabeles desérticos les pegaron tremendo escobazo en su patio, en la serie de fin de semana. Algo que viene a ser doloroso para los espaciales, no por otra cosa que les pega directo en sus aspiraciones del 2009. Lo positivo es que abrieron jóvenes los dos primeros de la serie (Bazardo, Norris), lo complicado es que el trabajo que ya presenta el segundo en lo que va del año, le hará perder una salida. Como se analizó en la previa, Arizona es un equipo con números colectivos interesantes, pero que la marca no les ha sonreído y ya se vio que pueden ser catastróficos en un descuido, vaya, hasta a Wandy Rodríguez lo pararon y el dominicano es hoy por hoy la mejor carta en el pitcheo abridor de Houston. Una dura lección la de Phoenix, donde los Astros encontraron una colisión que generará mucho estudio para subsanar las posibles omisiones.

Semana de 1-5, pues. Imagine Ud. qué NO se estarán planteando los directivos de la estrella estilizada.

 

Cachorros heridos.

La última ocasión que se enfrentaron estas dos escuadras con interesante rivalidad, era otra perspectiva completamente. Eran finales de julio y Houston estaba gestando otra hazaña, mientras Chicago veía evaporarse algunas oportunidades. En estos momentos no es igual, nada, pero nada.

Definitivamente para los Cachorros, el no haber barrido a unos alicaídos Mets, les viene como una afrenta. La cuestión es que con su otrora as Zambrano (hoy mermado), no pudieron completar la limpia y eso, como se sabe de cara a septiembre, es una complicación innecesaria para sus pretensiones.

Los Astros, por su parte, deben tener mucho cuidado con el bat de Derrek Lee, quien les ha pegado a ritmo de .373 (7HR, 24CP) en las últimas 2 temporadas. Igualmente los Cachorros se deben cuidar si el agente Michael Bourn llega a los senderos: es casi garantía de que saldrá a la estafa, ya tiene 48 de las mismas y busca repetir el liderato en ese departamento que tuvo Craig Biggio en 1994, con 39 robos.

Ufff, durísimo decirlo, pero en cuanto a promedio colectivo de bateo, los Astros (.264) están muy arriba que los Cachorros (.255), la cuestión es que la producción de carreras fue la más baja de la Liga Nacional en la semana, mucho por el porcentaje ínfimo de embasamiento en el mismo lapso.

El pitcheo houstoniano, con 4.56 de PCLA grupal, ya es más bajo que el de Pittsburg (4.51) por ejemplo, cuando el de los oseznos (3.95) se mantiene debajo de esa línea de flotación que es el 4.00. Estamos hablando de que los Astros han recibido más de 1,200 hits y los Cachorros no han llegado a los 1,100 en contra. Eso sí, los siderales (33) tienen dos salvamentos más.

 

Estos son los duelos de picheo:

Lunes 31 de agosto:

LD Roy Oswalt (7-5, 3.86) vs. LD Rich Harden (8-7, 3.99)

Vamos a ver qué tal le viene esta salida a Oswalt después de sus duras palabras ante una derrota en San luis que paró su racha ganadora de 4 éxitos. El sinodal de lujo esta ocasión es un Harden que viene de no tener decisión ante unos resurgentes Nationals, por cierto un lanzador que aplaude que el duelo sea de noche, pues recibe mucho menos carreras en ese lapso de los días.

 

Martes 01 de septiembre:

LD Brian Moehler (8-9, 5.26) vs. LD Randy Wells (9-7, 3.06)

Podemos decir que esta temporada para Moehler es tutti-fruti por lo variado de los sabores: tira otra salida de calidad en su última confrontación ante Cardenales y se va sin decisión, vaya cosa. Wells tiene la encomienda de ser el primer novato de ese equipo en tener 10 o más ganados en su tempurada inaugural, desde Kerry Wood en 1998 y ciertamente los Astros no le han hecho carrera en 14 episodios durante los 2 juegos que les ha lanzado.

 

Miércoles 02 de septiembre:

LD Felipe Paulino (2-6, 6.96) vs. LZ Ted Lilly (9-8, 3.35)

Las llamadas siempre son importantes y la directiva ha sido muy clara con Paulino, quien deberá hacer algo mejor que su relevo de 4 outs en Arizona, donde de nuevo no pudo hacer aterrizar ese gran poder que tiene en el brazo, esperemos que recomponga el diestro. Por su parte Lilly, se ha repuesto de la visita al hule, con tres salidas tremendas, de 1.86 de PCLA y donde curiosamente no ha tenido victoria, teniendo 17 salidas de calidad en 22 aperturas en el año y este año nunca le ha tirado a los Astros en el Wrigley, veremos qué tal…

 

Line ups probables:

Houston

Michael Bourn CF .293

Jeff Keppinger 3B .262

Lance Berkman 1B .276

Carlos Lee LF .307

Miguel Tejada SS .303

Hunter Pence RF .280

Kaz Matsui 2B .243

Humberto Quintero C .236

PITCHER

 

Chicago

Ryan Theriot SS .291

Milton Bradley RF .269

Derrek Lee 1B .294

Aramis Ramírez 3B .329

Kosuke Fukudome CF .277

Jake Fox LF .293

Mike Fontenot 2B .228

Geovany Soto C .212

PITCHER

 

En cuestión de contexto, hay rumores en el ambiente de que la sucursal Triple A de los Astros podría incorporarse a los vecinos Rangers, al ser Nolan Ryan accionista del Express y actual presidente de los de Arlington. Quien quita y es una maravillosa oportunidad para que el Astrodome tenga nueva vida. Siguiendo con las cosas del equipo, hay que recordar el nombre de los pitchers Robert Bono, Brad Dydalewicz, Kyle Greenwalt, Jordan Lyles y Ross Seaton. Lanzando para la sucursal de Lexington, todos cuentan ese calendario con al menos 20 aperturas y 100 entradas de trabajo, representan una fresca bocanada para las esperanzas de un club que ya perdió a Mike Hampton esta temporada.

 

Mucho ojo, después de esta serie importante en Chicago, vienen DIEZ juegos en casa. El Minute Maid Park con sus mejores galas para recibir a los campeones Phillies, a los aguerridos Bravos y a los domesticables Piratas, ahí sí que la afición de Houston tiene un compromiso con sus Astros. ¡Ánimo!