Normal
0
21

Esta es la Vigésima séptima
serie de la temporada 2009 para los Astros. La marca histórica contra San
Francisco en general es de 334-353, mientras en esa sede el récord es bastante
desfavorable para los espaciales, con 142-200. Los Astros llegan con un ritmazo
del mes de junio, en el cual dejaron una marca ganadora y mucho mejores
destellos, a pesar de que la producción de carreras están buscando mejorarla.

 

Padres al plato.

Una serie en San Diego relativamente cómoda para los
Astros, sobre todo con el regalazo del tercero del choque, donde un concierto
de errores -de los que cuentan y de los que no, pero pesan- les abrieron la
puerta a los espaciales para quedarse con una encerrona que comenzó
magistralmente Roy Oswalt tirando una joya de dos hits en ruta completa y para
que descansara un poco el bull pen, sobre todo el recién sacudido José
Valverde.

La derrota en esa parada, hay que decirlo, significa
el primer resbalón de Chris Sampson en la temporada: primer intento fallido de
salvamento, primera derrota. Se evitó que los de la estrella estilizada se
llevaran todas las canicas, ojo, el despertar de Lance Berkman en esta visita
junto al mar, puede significar mucho de aquí p’al real. Miguel Tejada, es el
primer jugador de la Liga Nacional en llegar a 100 hits esta temporada.

 

Gigantes, duro rival.

Están arriba de .500 en su marca, con un 24-12 de marca en su patio,
sólo porque están debajo de la mejor marca de la Gran Carpa (Dodgers), quizás
por eso no se les considera tanto, aún siendo líderes por el comodín, por esos
vaivenes que se pueden dar de aquí al cierre de la etapa regular. De hecho,
quien quita y estamos viendo a los potenciales peleadores de ese boleto
adicional al final del rol.

Es un duelo del 4º y 5º puestos del bateo de la Liga Nacional, con una
ínfima diferencia de 5 puntos de los Astros (.266), sobre los Gigantes (.261),
siendo que en prácticamente los de Houston superan a sus anfitriones, sólo en
robos cabe comentar que tienen más (49-45), pero con más pillados: 29-17, así
que los gigantones corren con más tino.

La hora de la verdad viene con un pitcheo como el de San Francisco, que
es el segundo de la Liga Nacional y que está con su 3.57 grupal, por debajo de
la barrera del cuatro que los Astros no pueden superar, pues se encuentran en
4.13. Cuidado, que los mastodontes muestran 7 juegos completos, 9 blanqueadas,
sólo 65 cuadrangulares recibidos (Astros tienen 95 en contra), eso sí, si los
espaciales han fallado 14 salvamentos, ellos han evaporado 14 chances. Son los
que menos reciben carreras en la Liga Nacional, con ínfimas 287, por 343 de sus
visitantes desde Houston. Mucho cuidado.

 

Estos son los duelos de picheo:

Viernes 03 de julio:

LD Felipe Paulino (2-4, 5.51) vs. LD Ryan Sadowski
(1-0, 0.00)

Después de
un receso por lesión, Paulino regresó por la puerta grande para tirarles con
severidad a Detroit en su última salida, poniendo su récord de ponches (9), en
entradas (7) y reduciendo a 3 hits a esos indómitos felinos. Sadowski, como se
puede ver, debutó enorme en Las Mayores el domingo pasado, ante un Milwaukee al
que le toleró 4 imparables por 6 entradas en blanco, ponchando a 2 y regalando
3 boletos, siendo el primer Gigante que debuta ganando, desde Joe Nathan en
1999.

 

Sábado 04 de julio:

LD Russ Ortiz (3-3, 3.36) vs. LD Tim Lincecum (8-2,
2.37)

Pintando para regreso del año en la causa sideral,
Ortiz se ha mostrado macizo en la lomita: en rendimiento y en dominio del
comando, siendo que enfrenta al equipo con el que pasó buenos 6 años, donde
dejó marca positiva (69-47), con una temporada ’99 de ensueño: 18-9. Muchos se
imaginan que Lincecum no va a durar en los juegos al observar su complexión,
pero es una máquina con correcta mecánica de lanzar, ojo, que tiene 21-4 y 2.06
de PCLA cuando poncha 8 o más rivales en el juego, auch.

 

Domingo 05 de julio:

LD Roy Oswalt (4-4, 4.02) vs. LZ Randy Johnson (8-5,
4.70)

¿De verdad tenemos que describir esta delicia que se
avecina, y en domingo familiar? Es Roy O, el que está al punto donde empieza a
proyectar su repertorio con miras a un cierre espectacular, y es Randy el zurdo
de más de 300 victorias, con un temple que pocos tienen y con la peculiaridad
de que que Brian Wilson ha salvado sus 8 éxitos de la temporada. Johnson lanzó
para Houston en la segunda mitad de 1998, dejando un 10-1 admirable, pero,
contra los Astros también es implacable: 4-1, en 7 aperturas.

 

Line ups probables:

Houston

Michael Bourn CF

Miguel Tejada SS

Lance Berkman 1B

Carlos Lee LF

Geoff Blum 3B

Hunter Pence RF

Kaz Matsui 2B

Humberto Quintero C

PITCHER

 

San Francisco

Aaron Rowand CF

Randy Winn lF

Pablo Sandoval 3B

Benji Molina C

Nate Schierholtz RF

Edgar Renterí****

Travis Ishikawa 1B

Juan Uribe 2B

PITCHER

 

Una muy buena noticia: Yorman Bazardo y
Bud Norris, serpentineros del equipo que están en la antesala del primer
plantel (Triple A, Round Rock) van al escuadrón de la Liga del Pacífico donde
se desempeñan. Uno de ambos, o ambos, eventualmente estarían dando una
probadita de su látigo a los bateadores del mejor beisbol, por lo cual vale la
pena echarles un lente.

 

Los Astros acechan rivales divisionales,
por lo cual esta serie puede ser palpitante para sus esperanzas que se pueden
ir trazando antes del juego de estrellas. Después, la visita de tres juegos por
parte de los Piratas de Pittsburg, para que luego aterricen en Houston unos
Nacionales de Washington que involucran 4 juegos y 5 decisiones, por aquel
juego suspendido por lluvia el 5 “de maio” cuando estaban 10-10 en un marcador
postergado a episodios extra, proyectándose todo a la entrada 11 en su arte
baja y con los Nacionales bateando como locales, con hombre en primera y un
out.

Así que, siendo la cuestión definitoria
antes de la pausa de media temporada la que está en juego, los Astros necesitan
el apoyo de su público, nada menos que en el Minute Maid Park.