No es en sí la aplastante victoria de 12-1 que recibieron a manos de los Rockiesla peor noticia para los Astros. Las malas vienen porque de nuevo falla el pitcheo abridor, en esta ocasión Felipe Paulino, y no hay descanso para un bull pen al que también cargaron de leña.

Cuatro jonrones de los Rocosos hicieron que pareciera ausente le famoso humidor con el que trataron de controlar el vuelo (antes desmedido para algunos) de la pelota en el aire de Denver. Le dieron duro al pitcheo astral y veremos si Mike Hampton puede enderezar la nave para el segundo de la serie, sí, el que veíamos más difícil al ser Jason Marquis el abridor de los locales. Lo bueno es que en el mágico beis, tooodo puede suceder.

Una diferencia en el partido, como para apuntar:
Los Rockies aprovecharon 5-10 las oportunidades con hombres en posición de anotar, los Astros se fueron de 1-9 en ese departamento.

Desde las menores: Luis Pujols, el manager del Corpus Christi (Doble A), señala que no tienen cuenta estricta de pichadas para los lanzadores, lo cual es una costumbre casi infaltable en las sucrusales. Esto viene a cuento porque dos látigos de dicha sucursal, han lanzado juegos completos la semana pasada, algo que no sucedía desde 2007 y bueno, esperemos que esto sea parte d euna planeación y no d euna ocurrencia al calor del juego. Sería trágico perder un prospecto de pitcheo, que es lo que más se necesita ahora y siempre.
Por cierto, Chip Bailey -desde su blog- menciona algo que hemos venido señalando en cuanto a que los nombres de Ross Seaton, Kyle Greenwalt, Robert Bono, Jordan Lyles y Brad Dydalewicz representan el futuro en pitcheo para la organización.  Habrá que cuidarlos MUCHO, pero de verdad MUCHO, porque ya no puede darse la organización el lujo de traer petardos innombrables, de esos que han salido demasiado caros incluso en cuanto a la imagen de un equipo que quiere ganar decentemente.

Igual que mencionábamos en el post de ayer que los Astros no están ni arriba ni abajo en movimiento de asistencias, el dueño de la franquicia Mr. Drayton Mc Lane Jr. no está en los 5 mejores ni en los 5 peores dueños de equipos en Grandes Ligas. Lo anterior nos dice que OK, no estamos para llorar, pero, los grandes (enormes) esfuerzos por poner a los Astros verdaderamente en el mapa, no han sido suficientes ni con estadio nuevo, ni con el despliegue reciente. Ahí vendría una pregunta interesantísima: ¿QUÉ TENDRÍA QUE HACER MR. McLANE PARA ESTAR EN LOS 5 MEJORES? Ahí se las dejo.