No, bueno, esta bronca hace palidecer lo que suceda cualquier día con la Liga Mexicana de Beisbol. La United League de pelota independiente se ha declarado en bancarrota ante una corte de Florida. Con siete equipos y nombres tan coincidentes como Charros de Brownsville y Broncos de Laredo, dicha organización podría enviar cuatro equipos a la Golden League, competencia a donde parece que Tijuana entrará para el calendario de este año.

 La cosa es que los fundadores de la hoy fallida Liga United -John Bryant y Byron Pierce– tienen demandada a la dirección actual de la Liga, como también lo ha hecho el otrora dueño de los San Angelo Colts, Harlan Bruha. Bryant alega intereses sobre los equipos del norte de Texas y Pierce menciona que todavía le deben dineros de cuando vendió la Liga. Bruha, por su lado, manifiesta su pretensión de recuperar a los Colts y al Foster Field, por la falta de pago de… la Liga.

Los co-fundadores ganaron una especie de suspensión para actos que detendría cualquier cambio de propietario. Las instancias legales ante la Corte estadunidense, parecen llegar a las mismas sinuosas postrimerías que se acaban de vivir en la Liga Mexicana de Beisbol. Este asunto data de la compra hecha por Brad Wendt y Gary Wendt en 2006 a los ya mencionados co fundadores, en una historia de desenlace lejano al parecer.

De nuevo, el dicho de “en todos lados se cuecen habas” y podría ser la primera víctima del beisbol por esta crisis. Ahora que mencionábamos a Tijuana, Belisario Cabrera (también fallido ex co-propietario, con los Potros de LMB) ha mencionado que dicha plaza quiere beisbol invernal. Está bien que la directiva de los Mayos de Navojoa esté de espaldas a sus conocedores aficionados, pero vamos, Cabrera como que no está para andar de vocero.

A Tijuana le conviene mostrarse en la pelota independiente y no que sigan las broncas por el Estadio Calimax. Este 2009 donde Rickey Henderson irá a Cooperstown, donde puede haber juego siete de Serie Mundial en noviembre cuatro, en que los Orioles de Baltimore esperan que el joven-fenómeno Matt Wieters deslumbre al mundo del diamante y que Rays de Tampa querrán confirmar que no son bultos, promete muchas cosas tan peculiares como el primer tema de esta columna.

Tampa, por lo pronto, contrató a su acérrimo rival de Serie Mundial, Pat Burell. Manny Ramírez sigue siendo un enigma y varios analistas coinciden con este autor por cuanto a que Mark Teixeira no es –junto con las luminarias que le acompañan– la garantía de que arrasen con el beisbol de la Gran Carpa. Es lo duro y a la vez lo agradable del rey de los deportes, donde una gran cantidad de dólares no te garantiza que tu equipo siquiera tenga corazón. Saludamos brevemente vía telefónica a Homar Rojas, flamante mánager de los Broncos de Reynosa.

Ya está sesionando con su equipo de cara a la temporada que le viene, la cual tratará de sortear con el mejor semblante. Enormes semifinales en la Mex Pac se perfilan. Venados de Mazatlán ha perdido su primer encuentro y en casa ante unos completísimos Algodoneros de Guasave, mientras, Naranjeros de Hermosillo hicieron corazón en gira por pleno Emilio Ibarra, para amacizar su primer éxito ante unos Cañeros de Los Mochis que, dicen, no creían que había recibido ese revés.

 

 En la Invernal Veracruzana, una final de lo más agradable entre los espectaculares Brujos de Los Tuxtlas y los Gallos de Ciudad Mendoza. Se ha movido el panorama muy favorable para los Brujos, al haber conseguido los dos primeros en patio ajeno, en el “Esfuerzo Obrero” de los emplumados.