Astros de Houston ha sido una organización con la cual ha sido un enorme gusto trabajar con entregas periódicas en español.

Para este 2007 este autor ha tenido la oportunidad de visitar dicha ciudad / puerto con dos de sus hermanos y la oficina del equipo tuvo la fina atención de enviarnos a un tour por el Minute Maid Park vacío, en un día sin juego, para conocer las entrañas de ese gigante de concreto y metal donde se desempeñan los ídolos de la fanaticada astral.

Habiendo previamente tenido la fortuna de observar un especial en NatGeo de cómo se edificó este parque de beisbol "nueva generación" se puede valorar la cultura norteamericana de implementar lo mejor aún en los supuestamente peores lugares.

Se dice lo anterior pues era un terreno pantanoso en una parte totalmente desolada del hoy reactivado "downtown" (centro) de Houston. Imagine Ud., de ser un lugar en abandono, se está volviendo un lugar de edificios remodelados, de excelentes servicios: con el beisbol y el basquetbol casi puerta con puerta (el Toyota Center de los rockets se encuentra a escasas cuadras, con el ENORME centro de convenciones y un majestuoso hotel Hilton en medio de ambos).

Ha sido una enorme fortuna poder conocer a la gente de la organización personalmente, desde Rosi Hernández -en un comienzo-, luego a mi tocayazo y paisano Alex Treviño con el también compatriota Paco Ernesto Ruiz en el mismo 2005, con la fortuna de también saludar a Celeste Brown y a René Cárdenas ya para el 2006.

Bueno, pues en este año del Señor, tuvimos la fortuna de conocer mucho por la gente a la franquicia de la estrella estilizada.

La gente encargada de los tours al parque; al acucioso recopilador de información del equipo Mike Acosta; a la amable Megan, la recepcionista en medio de la gran estación; la gente del diseño para "Crónicas en Español"; el personal gerencial del parque y de la seguridad… en fin, muchas ópticas de todo el engranaje que mueve una maquinaria como lo es un equipo de Grandes Ligas el cual busca significarse a través de su (aún) joven historia.

Por ahí también visitamos (lo que queda de) el Astrodomo, la otrora octava maravilla del planeta, que se mueve hacia el rumbo de convertirse en un hotel junto a un estadio de futbol americano, en pleno boyante complejo Reliant Energy.

Todo nos deja gratísimo sabor y las ganas de seguir aportando estas letras con mucho honor para todo ese gran público hispanoparlante.

Por todo ello, por lo que ha significado, por lo que viene… millones de gracias a todos los que han estado en contacto.

Champion Bat.