* Favorita peor pesadilla.

Sí, así como suena el título del último album de los Arctic Monkeys, así suena año con año de manera reciente lo que viene después del juego de estrellas para los Astros de Houston.

Finalmente, puede ser una pesadilla con final feliz, o una, donde el mounstro se engulle las aspiraciones de los millones de fanáticos que han abarrotado el Minute Maid Park de manera reciente.

La realidad son los 10 juegos y medio de ventaja que lleva el inesperado líder Milwaukee en la División Central de la Liga Nacional ?no hay que olvidar los duros escollos de Chicago Cubs, Piratas de Pittsburgh y Cardenales de San Luis-, curiosamente, son 10 los juegos de distancia los que separan de los Dodgers de Los Ángeles por aquello del boleto gorrón llamado Comodín, ese éxito de la mercadotecnia que ha alegrado el final de fotografía cada fin de temporada regular.

Sabiendo que esta es una temporada rara donde el pitcheo no ha sido el mismo por lesiones clave en Backe, Lidge, Jenkins, pues queda esperar que la serpentina se asiente, solo así se podría dar sustento a las aspiraciones pues a la ofensiva fuera de Carlos Lee hay poco aporte consistente como para presumir. El que reniegue de lo anterior le apuesto una bolsa de chicles motitas para sufrir a gusto los juegos cerrados.

Por fortuna, esta pausa de media temporada en la Gran Carpa, nos ha hecho olvidar el carácter mercenario de un Roger Clemens quien, pichando menos que antes (por aquello de la bola… de años), gana mucho más que buenos peloteros que se parten el lomo en el diamante. O también, han dejado un poco de lado la absurda cacería de brujas sobre un Jason Giambi, pelotero que habló con sinceridad sobre el problema de los ?Asteroides? para ser llevado casi al cadalso nada más por decir las cosas así, como en México, la pura neta.

Acá por la Liga Mexicana, seguimos con los sueños descuidando a una Liga supuestamente de Triple A. Se arma una selección de beisbol muy buena, pero veterana, para los Juegos Panamericanos en Río de Janeiro, la cual algunos llaman ?Los Amigos de Vinny? por el manager Vinicio Castilla con nominaciones esperadas por lo que se acaba de mencionar. Castilla levanta muchas expectativas en su debut como manager, se prometen medallas, pero se descuida el cierre de temporada regular de Liga Mexicana de Beisbol, sí, así como lo oye, mandaron las figuras ¡a Brasil! Certificados en el antidoping en los laboratorios de la CONADE, los cuales no son reconocidos del todo y con la esperanza de no caer en el bochornoso y repetido anti-chuping.

Una realidad de la Liga Mexicana, a diferencia de parques de las mayores, es que ningún parque se está llenando de manera regular, las asistencias han bajado aunque los equipos inflen ese indicador por aquello de los ?sponsors? y seguimos soñando con ser los del deporte inteligente en un suelo patrio donde, efectivamente, se juega mucha pelota, pero los diarios no quieren o no les interesa del todo ver esta realidad.

Ah, contrastes, entre la grandeza de una industria como la MLB y, tumbos por total falta de institucionalidad en una Liga Mexicana que en 83 años parece que no ha a prendido más que a dar jalones por la espalda.

Ni modo, esto también es beisbol (?)