Por Alejandro Aguerrebere / Alejoague@yahoo.com

Digan lo que quieran, bola de envidiosos. Para pegar un tablazo con autoridad podrás inflarte como corno pop a más no poder, pero eso no mejorará el mover los huesitos de tus brazotes ni mejorará tus ojos al grado de quitarte las lagañas en automático cada mañana.

Así que, vamos haciéndole un hueco con mucho respeto a la nueva gloria que viene en el beisbol, en la mejor pelota del mundo, a Barry Bonds, un pelotero que ha cabalgado por años en los diamantes y que también ha tenido la constancia, ha dado la cara, para pararse ahí, donde las águilas se atreven.

Sí, efectivamente, recuerdo a Barry flaquito con los Piratas, un cervatillo, un muchacho del que se hablaba mucho de sus potenciales armas en desarrollo, y ya lo ven, ya lo ven ahora que creció, pues sí incomoda.

Cuando lo planteo, algunos me miran extrañados, pero lo seguiré diciendo: la figura rechoncha del Babe Ruth ha sido malísima para el beisbol porque lo siguen viendo como un deporte de gordos, de viciosos, cuando debes tener tus armas en punto para practicarlo de manera óptima, ¡más cuando lo juegas diario! Ha existido un desfile interminable de jugadorazos amateurs que se les cae el brazo o que les duelen las muñecas cuando llegan a la pelota de a de veras… o suben de Liga Mexicana a las Mayores, ya ve Ud. que luego pasa cuando sucede.

Así que dejemos en paz que al entrenador personal, que al del laboratorio, que al mugroso paparazzi que lo agarró haciendo ?del uno? en un baño a Barry Bonds, el-hombre-que-está-a-10 oficialmente este día, el hijo de Bobby que busca tener ese pedestal para él solito, valiéndole sorbete si su afro americano predecesor de eso asiste a tal cita con la historia.

Una cosa sí le aseguro amigo lector, va a haber muchos falsazos ese día por llegar, por supuesto que lo hemos de comentar, ¡faltaba más!

Por lo pronto, Bud Selig debe ir pensando en lago ingenioso que no sean sus palabras huecas de siempre, porque no han demostrado ningún demérito -ya ve Ud. que hasta Sammy revivió-, o lo han tapado todo de maravilla. Mientras, sugiero disfrutemos cada uno de los cañonazos ahora en cuenta regresiva… 10… 9… 8……

Recuerde visitar también www.depelota.com para más información sobre todo el rey de los deportes.