Aguerrebere: La Odisea del 50 de los Astros

Por Alejandro Aguerrebere / Especial para AstrosdeHouston.com

Hola, amigos AstroFans, ya de lleno en este serial donde Houston festeja 50 años en Las Mayores. Para todos era sabido que venían novedades con este calendario, después de los ajustes que se dieron desde que cayó el telón del calendario anterior, durante el invierno y los últimos ajustes que se dieron, en el transcurso del campamento primaveral.

A como están las cosas actualmente, sería algo inevitable recordar ese momento cuando los Astros eran vistos como un equipo veterano y sin pretensiones. Era una etapa donde ansiábamos ver una renovación generacional, la cual se veía distante y complicada. Bueno, pues el roster que estamos observando en este 2012 en definitiva brinda un mejor horizonte.

Se ha comentado en distintos foros que el estilo de juego de los espaciales es desenfadado, con un rango en deportiva agresividad interesante, que juegan con una chispa que no se les notaba en esos antecedentes que hemos mencionado.

Incluso en distintas referencias que hemos detectado, las menciones son para José Altuve y J.D. Martínez, lo cual viene a ser un gesto especial, pues ambos peloteros son unos verdaderos triunfadores desde las circunstancias que debieron sortear para establecerse como jugadores con un lugar firme en el mejor beisbol del mundo. Casi la expectativa al hacer público el manager Brad Mills cada nuevo line up, es observar cómo se acomodan las piezas, con ese interesante derroche de juventud que está haciendo tan característico de estos Astros en el año del festejo.

Por si fuera poco, el caso de los veteranos con el equipo, viene a ser también materia de análisis, pues Carlos Lee -quien se las ingenia para seguir siendo un bat versátil- puede tener buen atractivo como bateador designado para algún equipo contendiente en Liga Americana. Lo anterior sumado a los casos del estelar zurdo Wandy Rodríguez y de un Brett Myers quien como relevista puede ser también llamativo para otras franquicias.

En serio que ver un roster con Brian Bogusevic, Jordan Schafer, Marwin González, Jason Castro, Lucas Harrell, Rhiner Cruz, Kyle Weiland (más las modificaciones que se vayan dando) es un motivo para sonreír, pensando en un grupo de jovenazos que juegan sin miedo al fracaso. Eso gusta y puede llegar a agradar en un futuro nada lejano, cuando los resultados se comiencen a dar.

De hecho, esa triada de Schafer, Altuve y J.D. Martínez se ve como una que puede ser de un gran futuro para la franquicia, ¿qué opinan?

No podemos dejar de lado que al estar un experto en desarrollo y crecimiento de peloteros en la Gerencia General -en la persona de Jeff Luhnow-, es probable que observemos un dinamismo marcado en el roster del equipo mayor. Ahí están los casos de Brett Wallace y Jordan Lyles, como elementos que estaban teniendo amplias posibilidades de quedarse en el primer roster y han tenido que acentuar su desarrollo en la Triple A de Oklahoma City. Por si fuera poco, ahí viene Jonathan Singleton, desde la Doble A, en Corpus Christi.

Ahora bien, para los Astros los partidos que han terminado en derrotas por una carrera, vienen a ser quizás uno de los más importantes indicadores de lo que nos espera, sino que el más prioritario rubro. Son juegos donde se ha reconocido que pequeñísimas fallas fueron la diferencia, siendo un juego que se le evaporó la ventaja a los de la estrella estilizada o que estuvieron al acecho y faltó el bateo oportuno.

Por ejemplo, el equipo se ha comportado a la altura con gente en las bases, pero ahora se ha detectado que con los senderos congestionados (casa llena), no se está dando el batazo oportuno, algo de vital importancia en el beisbol moderno, de indicadores mucho más precisos. Como inmejorable adición a lo anterior, recientemente los Astros han sumado cuatro juegos con 10 o más imparables, algo que han logrado en 11 de los primeros 19 encuentros de lo que va del rol.

Un factor clave para mediano plazo es la cadena televisiva que lanzarán los Astros de Houston, en conjunción con los Rockets de la NBA, para el próximo año. El tema es recurrente, pues al parecer es la más innovadora tendencia para los equipos de Grandes Ligas, en un afán de garantizar una inversión que mantenga el atractivo hacia un potencial público televidente que compra los derechos para observar los juegos, sea en casa, oficina o propiamente en la pantalla de computadora o tablet. Si la inercia de esta nueva cadena de TV se da conforme al esquema que otros equipos han presentado, parece que estamos relativamente cerca de presenciar los primeros contratos a varios años para algunos de los promisorios jóvenes de los Astros, algunos de los cuales hemos mencionado en esta entrega.

Sin duda, una gran noticia que se establezca un futuro con esas firmas y con la solidez de unas transmisiones de calidad para los AstroFans.

Gracias, amigos lectores. Y recuerden: los Astros se ven mejor en el Parque Minute Maid.

Nota adicional: en este año de festejo, parece que el Astrodome tiene posibilidades de seguir vivo. Seguiremos informando.