Super beis / Alejandro Aguerrebere

Al momento de terminar esta entrega, todo se perfila a que la Serie Mundial enfrentará a unos Filis de Filadelfia ya calificados, contra unos Yanquis a quienes les salió la mejor parte de una Serie de Campeonato a veces pletóricamente errática. Los Filis simplemente borraron a unos Dodgers que parecen traer su muy particular maldición: el divorcio de su dueño McCourt parece confirmar otra debacle que se avecina.

Aquel choque por el banderín de Liga Americana, con los Mulos enfrentando a los Angelinos, es la clara demostración de que, en momentos cruciales del playoff, hay peloteros quienes de plano no son los mismos que en la temporada regular. Siendo plenamente de inercias la trepidante etapa de postemporada, será vital de nuevo la profundidad que tengan los de Filadelfia en cuanto a su pitcheo abridor, porque ya hasta se volvió cliché que su bullpen es como de halloween, por aquello de los espantos. Los Yanquis no están exentos de esa incertidumbre, sobre todo con el brazo de CC Sabathia y AJ Burnett, ambos como un volado a cada apertura en octubre. Para colmo, a Alfredo Aceves, en el bullpen de los del Bronx, ya le dieron su par de calentaditas los alados.

Seguramente se frotan las manos en la oficina del Comisionado para que regresen los Yanquis a una Serie Mundial. Los ratings de ese evento han tenido una sensible baja en años recientes, con esas apariciones de Florida por ejemplo. Sí, especialmente el año anterior la serie Filis – Rayos no fue nada atractiva.

Tony LaRussa está deshojando la margarita de si vuelve a las riendas de los gloriosos Cardenales de San Luis para 2010. Entre cansancio, la pérdida de peloteros, su detallito con el trago, quizás el buen Tony puede decir “ya chole”, la cosa es que no le pongan un buen cañonazo (como esos de impuestos acá) algún otro equipo también de rojo: Cincinnati. Hablando de Ohio –no de legisladores– Bobby Valentine parece que puede ser el de la etapa de resurgimiento para unos Indios de Cleveland que parecían tener buenos elementos, pero igual, deshojaron su roster, tal como margarita.

En los rumbos de la Mexicana del Pacífico se mantiene el liderato para unos inspirados Naranjeros de Hermosillo, acechados por el buen desempeño de Venados de Mazatlán, Cañeros de Los Mochis y los resurgidos Águilas de Mexicali. Guasave y Culiacán están tratando de escapar del fondo.

La última salida de Stephen Strasburg en la Arizona Fall League, comprueba que nadie llega con etiqueta de infalible: 2.2 entradas, siete hits, ocho carreras, 1 BB, 4 K, 60 pichadas.