A la caza de oseznos, en la casa Wrigley.

 

Esta es la Trigésima tercera serie de la temporada 2009 para los Astros. En el histórico contra Cubs, están 349-301 y 154-165 en la Ciudad de los vientos.

La marca de los Astros (50-48) en gira es de 22-23, la de los Cachorros (51-45) en papel de anfitriones, es la mejor de su División 30-18.

En sus enfrentamientos de esta temporada, los de Chicago han ganado 6 y los de Houston, 4. Su un enorme choque este, pues ambas escuadras tienen un gran aliciente para hacerse de las victorias: Astros que en caso de barrer tienen muchas posibilidades de hacerse de la cima divisional -tomando en cuenta que San Luis viaja a Los Ángeles- y precisamente los Cachorros que acaban de desbancar a los Cardenales y que eventualmente les gustaría afianzarse en el liderato de una División que ciertamente no garantiza comodín al momento.

 

Neoyorquinos respondones.

Al comenzar la serie vs. Mets sacándole el juego a Johan Santana, después de haber hecho lo mismo con Chris Carpenter, los Astros se veían sólidos al grado de que Mike Hampton pega su cuadrangular, gana juego, en fin, el kit completo. Pero, después vendrían complicaciones innecesarias donde los Metropolitanos evidenciaron que en Grandes Ligas no ganas porque vienes con buena racha. Se quedó entonces la seguidilla en cuatro victorias -algo que no se ha podido aumentar- y los Astros verdaderamente reciben una buena sacudida con el carreraje que le hicieron los de Nueva York en sábado y domingo, para quedarse la serie. Ni Ortiz no Moehler fueron soluciones, le rompieron la hilación de entradas sin recibir carrera a Arias y se terminó la semana con 4-2, pero , insistimos, con muchas cosas para analizar para el staff del manager Cooper.

 

Cuidado con las enredaderas.

Es bien conocido el aire de gran tradición de un parque Wrigley donde uno de los más llamativos elementos son esas plantas que adornan las paredes de los jardines y que en México así llamamos: enredaderas. Lejos de que a los guardabosques Astros se les perdiera la pelota ahí, lo que deben hacer es un beisbol práctico contra un rival motivado por haber ascendido al primer escalón de la Central de la Nacional, aún a pesar de algunas incertidumbres financieras, de lesiones, de lo que siempre debe superar un equipo ganador. Lou Piniella, el manager Cachorro de quien no hace mucho pedían su cabeza, se las ha ingeniado a pesar también de temperamentos como el de Carlos Zambrano o el de Milton Bradley, con eso tiene y de eso se ha repuesto este temporada.

En el bateo, si bien los Astros tienen un abismo de dieciséis centésimas colectivas más que los Cubs (.268 / .252), son sólo dos carreras totales más las de los de Texas (413) que los de Illinois (411). Y esque en slugging, con .408, están arriba los oseznos por dos puntitos sobre los espaciales. Eso sí, con hombres en posición de anotar, los Astros son 2º de la Nacional, con .272 y los Cubs son último, con .228. Casi dobletean los siderales en robos (70) a los Cachorros, que tienen sólo 36.

En cuanto a pitcheo, Chicago (3.78) es el cuarto de cinco equipos que están debajo de la barrera del 4 de PCLA en Liga Nacional, mientras los Astros habían mejorado bastante y de nuevo rebotaron a un 4.21 que los empata con unos Rockies que son curiosamente el otro equipo catapultado después de un comienzo incierto. Sólo un salvamento de diferencia entre ambos elencos, tiene a Chicago con 25 y Houston con 24. Los Cubs dan más bases por bolas, pero ponchan más (370/744), que unos Astros que sólo dan 315 pasaportes pero ponchan a 687 rivales.

 

Estos son los duelos de picheo:

Lunes 27 de julio:

LZ Wandy Rodriguez (10-6, 2.72) vs. LD Carlos Zambrano (7-4, 3.48)

Wandy es el primer ganador de 10 juegos como pitcher de los Astros y ahora, en esta su temporada de confirmación, le toca este interesante duelo como para afianzarse aún más, sobre todo después de la victoria que tuvo ante San Luis y que además tiene el aliciente de ganarle a Chicago por primera vez esta temporada. Zambrano viene de ganarle a los campeones Filis en una salida no precisamente de calidad, además de que es un lanzador al que los Astros disfrutarían muchísimo poder vencer, pues él les ganó el inaugural.

 

Martes 28 de julio:

LD Roy Oswalt (6-4, 3.66) vs. LD Ryan Dempster (5-5, 4.09)

Oswalt, quien tiene toda la inercia buena que se pudiera de él esperar, sale contra unos Cachorros contra quienes está parejo 12-12 de por vida y no les ha ganado en este calendario. Dempster, antes relevista, nunca se ha complicado de más ante los Astros, pero, viene de rehabilitación y veremos si se recupera bien o es apto para cargar leña espacial.

 

Miércoles 29 de julio:

LZ Mike Hampton (6-7, 4.74) vs. LD Randy Wells (6-4, 3.10)

El zurdo Hampton se ayudó con un cuadrangular (su 16avo de por vida) nada menos que contra Johan, pero no fue precisamente una salida brillante. De por vida está 9-5 contra los Cachorros. Wells, como todo novato, está trabajando su comando en la lomita, a pesar de que aparentemente le sientan bien los rivales divisionales y sus números lo denotan.

 

Jueves 30 de julio

LD Russ Ortiz (3-5, 4.92) vs. LD Kevin Hart (2-1, 2.08)

Definitivamente Ortiz necesita hablar pero con un buen trabajo de abridor, pues su última salida, vs. Mets, estuvo fatal. Lo positivo que su última aparición contra los ChiCubs estuvo de muy buen ver: 5 1/3 IP, 0 carreras, 3 hits. Hart está en la rotación por la ausencia de Ted Lilly (un terror para Astros), así que este otro novato querrá dar el do de pecho para meter en un agradable aprieto a Piniella a la hora de decidir, sobre todo con la buena actuación que tyuvo contra Cincinnati el anterior sábado.

 

Line ups probables:

Houston

Michael Bourn CF .284

Kaz Matsui 2B .249

Miguel Tejada SS .326

Carlos Lee LF .309

Geoff Blum 3B .277

Hunter Pence RF .295

Pudge Rodríguez C .261

Chris Coste 1B .256

PITCHER

 

Cachorros Chicago

Kosuke Fukudome CF .266

Ryan Theriot SS .299

Aramis Ramírez 3B .331

Jake Fox 1B .248

Milton Bradley RF .248

Alfonso Soriano LF .253

Mike Fontenot 2B .231

Koyie Hill C .206

PITCHER

 

Momento importantísimo este de que los Astros jugarán 14 de sus próximos 20 juegos en la gira, un termómetro inevitable de las expectativas en este 2009 donde el equipo se ríe de los pronósticos con buen beisbol. Por eso y mucho más vale la pena estar pendiente del equipo de Houston.